María y Javier nos conquistaron desde la primera vez que contactaron con nosotros. Ellos fueron la primera pareja con la que cerramos una boda para 2018, tanto, que cuando lo hicieron ni siquiera teníamos abierta la agenda. Ellos tenían claro que necesitarían de mucho tiempo para organizar su gran boda y que habría que ponerse manos a la obra cuanto antes para el gran día, una esplendoroso  5 de Mayo que se vistió de primavera en la capital andaluza.  Aunque de Sevilla Javier y de Burgos María, viven  en Londres desde hace bastantes años y organizar todo desde allí requiere el doble de esfuerzo. Todo lo que nos contaban, en nuestros interminables emails y grupos de whatsapp (aun vigente..jajaa)  nos resultaba maravilloso y su entusiasmo, su alegría, su ilusión y sus ganas de  mimar y cuidar hasta el último detalle nos enamoraron desde el minuto uno. La boda de María y Javier también fue la nuestra. Comenzamos el largo camino siendo nuestros  clientes y lo hemos  terminado como amigos.

Nuestra primera toma de contacto para desvirtualizarnos fue en Londres, ellos querían tener un recuerdo en la ciudad que ha visto crecer su amor y nuevamente me cogí un avión para pasar unos días con ellos que resultaron maravillosos. Recorrimos cada calle hablando del gran día, del vestidazo de María, de las dudas de Javier sobre su chaleco y de un montón de cosas que generaron entre nosotros el vínculo y la confianza necesarios para que en el día de su boda nos sintiéramos como uno más. Aquí podéis ver nuestros días por Londres.   —>> http://silviasanchezfotografias.com/maria-javier-y-londres

El sito elegido fueron los maravillosos jardines de Villaluisa (Sevilla). María lució un espectacular vestido de Jose Luis Zambonino con quien es un gusto coincidir y trabajar siempre. El tocado, a manos de un increíble Luis Benitez de quienes nos declaramos fan total, por su elegancia, su originalidad y ese aire bohemio que envuelve a todo lo que toca. Las flores da manos de Buganvilla Arte floral.  Javier, se hizo un elegante cheque azul con chaleco da cuadros de galés en verde. Eligió la prestigiosa sastrería sevillana Dappers 

La batuta de los chicos de Que se besen organizaron y coordinaron el evento a las mil maravillas. El catering, a manos de  Campuzano quien  nunca defrauda. La espectacular mesa de dulces la elaboró Aquarelacakes, la ceremonia, bilingüe la oficio Diana Lacroix de Diario de una novia  y de el cotarro lo animaron los infalibles XITE & CO. A mi lado mi compi y amiga, Lele Pastor quien pudo acompañarme ese día y en la  videogrfía un tipo con el que teníamos unas enormes ganas de coincidir porque admiramos su talento y trabajo; Javi de Fenixvisual. Total, un botón en toda regla con el que inauguramos un Mayo precioso que no dejó de darnos alegrías desde el minuto uno.

¡¡Espero que lo disfrutéis!!

 

error: Contenido propiedad de Silvia Sanchez & Co