Belen y Jose Carlos se casan el próximo 8 de Julio en la playa, en una preciosa boda de inspiración tropical a la que no le podemos tener más ganas. Al principio no barajamos mucho la posibilidad de hacer una preboda, a pesar de que para nosotros es super importante para conocer a los novios mejor, establecer un vínculo especial y generar el clima de confianza adecuado para luego hacer esas fotos espontáneas y naturales el día de la boda que tanto os gustan y que tanto caracterizan nuestro trabajo. Pero en el momento que planteamos la posibilidad de irnos a Formentera, aprovechando el vínculo que ambos mantienen con Ibiza, todos lo tuvimos claro.

Formentera siempre ha sido mi destino frustado, por unas cosas o por otras siempre se me ha truncado ese viaje a la isla caribeña española, a ese remanso de paz envuelta en una tranquilidad única. Aguas cristalinas, naturaleza salvaje y carreteras por donde perderte y dejarte llevar por tu propio instinto. Y así fue como hicimos nuestra sesión fotográfica, sin estrés y sin agobios, sin mirar nada en el mapa y sin apenas habernos parado a mirar posibles localizaciones. Alquilamos un Mehari divertidísimo y nos dejamos llevar por el instinto, sin prisas, con calma, disfrutando de cada rincón con el que nos ha sorprendido esta bendita isla. Hemos reído, nos hemos bañado, hemos tomado cervezas, hemos sufrido la avería del coche, hemos perdido la puesta de Sol por unas nubes graciosejas que decidieron asomar a última hora de la tarde y nos hemos despeinado con el viento. Y estamos super contentos con el resultado, con el día tan bonito que compartimos juntos, con lo geniales que son nuestros novios y con haber brindado por la vida con unas cervezas ibicencas deliciosas mientras tomábamos el Sol el último día en Ibiza.  ¡¡Gracias Belen y Jose Carlos, sois sencillamente geniales!!

¿Os venís a ver este día tan bonito?

 

 

 

error: Contenido propiedad de Silvia Sanchez & Co